jueves, 1 de junio de 2017

LA COCINERA DE BÉTULO: FIDEUÀ DE CARACOLES





 
Seguramente en cuanto habéis leído la palabra caracoles el primer pensamiento ha sido: "la de tiempo que se necesitará para hacer este plato y la pereza que da limpiar bien los caracoles". ¿Me equivoco? Imagino que no, a mí también me da pereza. 
Nada más lejos de la realidad, en 15 minutos tenéis el plato listo en la mesa, gracias a Polgri, una empresa de Albacete...

martes, 23 de mayo de 2017

mi suegra no tiene recetas: PERDIZ ESTOFADA EN ESCABECHE CON JUDIAS DE POLGRI

mi suegra no tiene recetas: PERDIZ ESTOFADA EN ESCABECHE CON JUDIAS DE POLGRI: Hoy os voy a hablar de unos productos POLGRI  que hemos podido degustar esta semana. Son conservas y platos cocinados. En nuestro caso hoy hemos degustado perdiz con escabeche siguiendo unos buenos consejos recomendados por POLGRI...

lunes, 18 de enero de 2016

¿Por qué los niños adoran el azúcar y rechazan las verduras?

A los bebés y a los niños les encanta el sabor dulce. De hecho, al pensar en azúcar y niños enseguida viene a la cabeza la imagen de Mary Poppins cuando canta a Jane y Michael Banks que "con un poco de azúcar, esa píldora que os dan, pasará mejor". Los dulces también nos gustan a los adultos, pero en la infancia el abanico de sabores es mucho más restrictivo y existe una innata aversión a los sabores amargos. ¿Cómo se explican estas preferencias azucaradas tan claras en los más pequeños? El presente artículo da respuesta a esta cuestión y también a una pregunta que se hacen muchas veces los padres: ¿por qué la mayor parte de los menores no quiere comer verduras?





















La doctora Julie Mennella es una de las investigadoras de referencia sobre las preferencias de sabor del ser humano. Ha llevado a cabo decenas de investigaciones sobre esta cuestión. Aunque también se ha especializado en los efectos de la lactancia, del tabaco y del alcohol en la salud, destaca su contribución al conocimiento de los aspectos implicados en el desarrollo del gusto y del olfato. Mennella acaba de publicar, junto a la doctora Nuala K. Bobowski, un trabajo titulado 'La dulzura y la amargura de la infancia: Perspectivas, desde la investigación básica, en relación a las preferencias gustativas'. Su investigación, que se recoge en la revista científica Physiology & Behavior, responde a por qué los niños adoran lo dulce y huyen de los sabores amargos.

Niños: sabores amargos, verduras y venenos

¿Por qué la mayor parte de los pequeños no quieren verdura? La primera explicación, muy conocida en el ámbito científico, es que estos alimentos aportan pocas calorías. Es algo que detecta con gran eficacia el paladar del niño, que prefiere decantarse por otros alimentos más energéticos, que le ayudarán de forma más eficaz en su crecimiento y desarrollo. Pero existe otro motivo más que no se olvidan de mencionar Mennella y Bobowski: su sabor amargo. Los recién nacidos arrugan su nariz, sacuden la cabeza, agitan sus brazos y fruncen el ceño cuando se les expone al sabor amargo. Es un rechazo que disminuye con los años, pero que puede durar, en mayor medida, hasta la mitad de la adolescencia.

El brusco rechazo innato de los bebés al sabor amargo (como el de las verduras, pero también de determinados medicamentos que en ocasiones es imprescindible dar al menor) les protege de la ingestión de venenos, dado que muchos compuestos amargos -aunque no todos- son tóxicos. En la infancia, el riesgo de envenenamiento accidental es mayor (los niños se llevan a la boca casi cualquier cosa a su alcance), lo que explicaría que esta característica sea más notable cuanto más pequeño sea el niño. Mennella y sus colaboradores ampliaron esta cuestión en julio de 2014 en la revista científica PLoS One

Para abordar la llamada "neofobia alimentaria" (rechazo instintivo de los pequeños a determinados alimentos) se suele sugerir que los padres expongan a sus hijos de forma repetida a los alimentos que no quieren, como verduras y hortalizas (siempre sin obligar, presionar, coaccionar o castigar al menor), porque ello puede aumentar las posibilidades de que acaben por aceptar dichos alimentos. Sin embargo, el ya disuelto Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas detalló en un documento de postura que "el rango de exposición es muy amplio: de 11 a ¡90 veces!". De ahí que este grupo propusiera lo siguiente: "La paciencia tiene que ser, por tanto, el punto de referencia". Las posibilidades aumentan si la madre consume más frutas y hortalizas durante el embarazo (el feto se acostumbra a su sabor) y, sin duda, si los padres las ingieren de manera habitual (porque están en el hogar y porque el niño aprende con el ejemplo de sus padres).

Fuente: http://www.consumer.es

Desayunos y cenas: qué comer para llevar una dieta sana

Una dieta sana y equilibrada es la que permite que nuestro organismo funcione de manera óptima. Para lograrlo, es fundamental que se base en alimentos que potencien el buen funcionamiento de nuestro organismo y eviten las enfermedades relacionadas con la alimentación, como la obesidad o los problemas cardiovasculares. Por esta razón, los expertos recomiendan que nuestra dieta forme parte de un estilo de vida saludable, que sea rica en alimentos de origen vegetal y fibra, y sea baja en grasa de origen animal, en dulces y productos excesivamente calóricos. El presente artículo reseña las principales características de una dieta saludable y presenta sugerencias concretas para el desayuno y la cena.
















Desayunos y cenas: sugerencias saludables

Entre el desayuno y la media mañana debemos consumir un lácteo (leche, yogur o queso) algún alimento feculento (pan, tostadas o cereales) acompañado -o no- por algún alimento proteico, y una fruta. Por ejemplo:

  •  Desayuno: café con leche semidesnatada y bocadillito mini. Media mañana: macedonia de fruta. En detalle: bocadillito mini de jamón cocido acompañado de café con leche en el desayuno, y macedonia de pera y uvas a media mañana.
  • Desayuno: té con leche con 2 kiwis. Media mañana: bocadillito con yogur líquido desnatado. En detalle: té con leche acompañado de 2 kiwis en el desayuno y bocadillito de jamón serrano con yogur líquido desnatado a media mañana.
  • Desayuno: café con leche con sándwich de tomate y queso fresco. Media mañana: yogur natural desnatado edulcorado con nueces. En detalle: café con leche con sándwich de pan de molde de horno integral (sin grasas añadidas), con tomate, orégano, aceite de oliva y queso fresco. A media mañana, yogur natural desnatado con nueces.
  • Desayuno: leche con cereales de desayuno. Media mañana: manzana con yogur desnatado edulcorado. Procure escoger cereales de desayuno integrales y sin miel, azúcar ni grasas añadidas.

Una cena equilibrada y ligera debería contener verduras crudas o cocinadas, alimentos proteicos magros (carne, pescado o huevos) y una cantidad moderada de alimentos feculentos (pan, pasta, cereales y legumbres). Consulte a su dietista-nutricionista sobre la composición cuantitativa si está realizando una dieta controlada en calorías. Algunos ejemplos:

  • Cena: puré de calabacín con merluza a la plancha. Postre: mandarinas. En detalle: crema de calabacín, cebolla y un poco de patata, aderezada con sal y pimienta negra, todo triturado. Merluza a la plancha. 2 mandarinas de postre.
  • Cena: ensalada completa. Postre: mango. En detalle: ensalada con lechuga y brotes de canónigos, tomate cherry, remolacha y zanahoria con un huevo duro y 25g de avellanas. 2 tostadas integrales. Medio mango de postre.
  • Cena: Verdurita al vapor o lékué con pollo. Postre: melón. En detalle: berenjena, cebolla, zanahoria y tomate a tiras, cocinados al vapor o en lékué, con pechuga de pollo a daditos. Dos rebanadas de pan integral. Melón de postre.
  • Cena: Ensalada de tomate y ventresca de atún. Postre: plátano. En detalle: tomate de ensalada en rebanadas gruesas acompañado de ventresca de atún. Dos rebanadas de pan integral. Plátano de postre.
Fuente: http://www.consumer.es

martes, 12 de enero de 2016

RECETA DEL DÍA: Pato confitado con manzanas


Ingredientes (para 4 personas): 1 tarro de confit de pato POLGRI, 2 manzanas, 50g de mantequilla.

PREPARACIÓN: Pelar las manzanas y quitarles el corazón, laminar de forma que queden con un grosor de 1cm. En una sartén se derrite la mantequilla y se saltean las manzanas durante 2 minutos removiendo de vez en cuando. Calentar los muslos, colocarlos en una fuente con las manzanas alrededor decorando la fuente. (Pruebe hacerlos tambien con peras)

¡LISTO PARA COMER!


¡Novedades! Platos en conserva cocinados a la carta POLGRI

En POLGRI ofrecemos la posibilidad de preparar productos cocinados en conservas preparados para sacar del estuche, perforar el plástico y calentar al microondas. Fabricamos conservas de platos cocinados microondables.

Estos son los productos POLGRI de Platos cocinados en conserva y preparados a la carta:
Polgri le ofrece platos con los ingredientes que más desee usted. Sus sugerencias serán bien recibidas, si has pensado en algún plato, envianoslo y se lo preparamos.